glutamina y dieta saludable

Decimos que la glutamina es un aminoácido no esencial, pero pocas veces nos hemos detenido a explicar en qué consiste lo de «aminoácido». Pues un aminoácido no es otra cosa que una molécula, cuya característica principal es la de constituirse en la parte fundamental de una proteína. Para que quede mucho más claro, si cabe, podríamos decir que es como un ladrillo a una casa. Los aminoácidos, adicionalmente, se pueden dividir en dos categorías claramente diferenciadas: esenciales y no esenciales.

Cuando hablamos de un aminoácido esencial nos referimos en concreto a aquellos que el organismo no puede sintetizar de forma autónoma, y necesita de un empuje para que pueda ser suministrado (los alimentos). Los aminoácidos no esenciales, sin embargo, pueden suministrarse por la propia acción de otros

¿Cuáles son las fuentes naturales ricas en glutamina?

Sabemos que la glutamina se encuentra de forma natural en los alimentos de origen animal, como pueden ser los lácteos y la carne de vacuno o la carne de pavo; pero eso no significa que para obtener este aminoácido no esencial debamos renunciar a dietas sanas, puesto que también es posible encontrar glutamina en alimentos de origen vegetal, muchos de los cuales cuentan con gran calidad de proteínas (legumbres, frutos secos).

Propiedades de la glutamina

Sabemos que la glutamina es la omnipresente en el sistema muscular, en cuanto a aminoácidos se refiere (hablamos de un 60% del total de aminoácidos presentes en el organismo humano).

Químicamente, sabemos que su estructura se compone de dos nitrógenos, lo cual aporta en la síntesis de otros aminoácidos del organismo, lo cual sirve para la musculación.

Sabemos que tiene un alto efecto hipoglucemiante, esto es, que facilita el paso de la glucosa de la sangre a ciertos lugares de almacenamiento, en formato «glucógeno».

Es considerada como nutriente fundamental para las células que componen el sistema inmunológico, por lo cual se hace necesario o casi imperativo que los niveles de glutamina sean estables, para que funcionen bien las defensas del organismo.

Su efecto antioxidante, es otro de los beneficios que suele destacarse. Esto es, que ralentiza el envejecimiento.

A lo largo de este blog os contamos estos y otros muchos beneficios de la glutamina. Te invitamos a repasar nuestros otros artículos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.