glutamina en frascosHemos repetido a lo largo del blog muchas veces este concepto, pero no nos cansaremos de darlo por si es la primera vez que llegas a esta wbe: La glutamina no es otra cosa que un aminoácido, esto es, un bloque que sirve como construcción para las proteínas, y que se encuentra realmente de forma completamente natural en el organismo humano. Nuestro propio cuerpo genera por sí mismo glutamina.

La glutamina se utiliza muchas veces para atacar aquellos efectos secundarios que conllevan los tratamientos médicos. Por ejemplo, suele utilizarse para aquellos efectos secundarios de los tratamientos de quimioterapia, incluso para la diarrea, los doleres, así como para la inflamación de la boca (lo que se conoce como mucositis) o las neuropatías; también los dolores en las articulaciones o en los músculos originados. El sistema inmune de nuestro organismo, de la misma manera, se ve beneficiado; además de nuestro aparato digestivo, sobre todo en aquellos pacientes que han sido sometidos a quimioterapia en los casos de cáncer en la zona del esófago, por ejemplo. Sabemos, incluso, que la glutamina está siendo satisfactoriamente utilizada para mejorar la recuperación tras someterse un sujeto a una intervención de transplante de la médula ósea, incluso también en los casos de cirugía intestinal, lo cual sirve para incrementar en general el bienestar, sobre todo en aquellos que han padecido de una serie de lesiones de gran consideración, además de la correcta tarea de prevención de cualquier modalidad de infecciones en los individuos que se encuentran por cualquier circunstancia en estado crítico de salud.

Los pacientes que padecen de úlceras en la zona del estómago, y otras enfermedades más complejas como la de Crohn o la Colitis. Además, es utilizado para la depresión, los cambios en el ánimo, la irritación y la ansiedad, así mismo es beneficioso para los insomnes, además de ayudar a optimizar el rendimiento en la práctica de deporte.

Aquellos que sufren de VIH utilizan la glutamina para la prevención de la pérdida de peso, circunstancia normal producida en los pacientes que tienen esta enfermedad. Es utilizado también para las situaciones de hiperactividad y otro tipo de trastornos, incluso para aquellos que sufren de alcoholismo.

La glutamina procesada y presentada en formato polvo, puede ser requerida por cualquier tipo de tienda especializada o proveedores de medicinas. La glutamina que se comercializa evidentemente se hace con un procedimiento de fermentado de todas las bacterias que precisamente producen este aminoácido.
¿Cómo es su funcionamiento?

Sin duda el aminoácido que mayor cantidad se produce en nuestro organismo, es la glutamina. Estos elementos forman un bloque que fomenta la producción protéica. La glutamina se genera evidentemente en los músculos y su distribución para por la sangre hacia los órganos que lo requieren. Puede ayudar además en la función intestinal del mismo, en el sistema inmune, así como el resto de procesos a los que pueda estar sometido el organismo. La glutamina puede servir para que el correcto funcionamiento del intestino, el sistema inmune y otro tipo de procesos más complejos pero de la misma forma esenciales para el cuerpo humano. Importa también para la generación de carbono y nitrógeno. Este aminoácido, además, es importante para la generación del resto de sustancias químicas del cuerpo; la glucosa es uno de ellos.

Siempre tras una lesión o tras el sometimiento a intervención quirúrgica, el nitrógeno sirve para la curación de las heridas, además de para conseguir estabilidad en los órganos fundamentales. Hay que decir que gran parte del nitrógeno utilizado, es procedente de la glutamina.

Una vez que el cuerpo entra en el proceso de uso de la glutamina, se puede perder masa muscular en gran medida, sobre todo en situaciones de sometimiento al estrés. Las personas con el virus de inmunodeficiencia adquirida, sobre todo, suelen entrar en este ámbito. La ingesta de suplementos de glutamina puede servir para la estabilidad en los niveles de glutamina, en un rango alto.

Existen además determinadas modalidades de tratamientos basados en «quimio» que incluso pueden ayudar a minorizar las cantidades de glutamina del organismo. Este tipo de procedimientos con la glutamina puede que sirva para prevenir todo los daños infligidos por la quimioterapia, que sirve para mantener la vida útil de los tejidos durante mucho más tiempo.

Cabe destacar que la gran mayoría de los atletas que participan en competiciones relevantes, suelen suplementarse con este aminoácido, siempre terminados sus entrenamientos o eventos deportivos, puesto que su consumo les sirve para una recuperación mucho más acelerada, así como para facilitar la recomposición de los tejidos.

 

Usos eficaces e ineficaces de la glutamina

polvo de glutaminaPodemos precisar que este elemento convertido también en producto, es eficaz para los siguiente:

  • Cuando el sujeto perciba su boca inflamada, producida principalmente por la exposición a la quimioterapia. El uso de la glutamina en este caso concreto no ayuda a mitigar la sensación de dolor ni tampoco la inflamación. No está claro del todo, tampoco, qué tipo de personas tratadas son capaces de verse beneficiadas. Determinados estudiosos del tema creen que los pacientes que no cuentan con niveles suficientes de este aminoácido, son más propensos de ser beneficiados. Los estudios todavía siguen en pie.
  • Ayuda a mejorar muchísimo la calidad de vida de aquellos que presentan cualquier tipo de lesión traumática, cuando evidentemente se cuenta con un programa formulado que se utiliza para la dieta. La glutamina lo que consigue es cerrar el paso a las bacterias que se posicionan en la parte externa de la zona intestinal y de las infecciones que puedan surgir tras una lesión grave.
  • La recuperación de los músculos de forma fugaz tras el uso esforzado producido por el desgaste físico, hecho normal en todos los deportistas, sobre todo aquellos que realizan deportes no convencionales o que requieren mucho esfuerzo.
  • Recuperación muscular más rápidamente trás sobre-ejercitar el cuerpo/musculos al realizar ejercicios o entrenamientos intensos. Además de mejorar el rendimiento físico.
  • Para atacar la delgadez producida por enfermedades como el VIH; puesto que la glutamina tomada oralmente permite que estos pacientes recuperen el peso perdido fruto del deterioro de su sistema inmunológico deriva del proceso natural de la enfermedad.

La ineficacia de la glutamina puede centrarse en los siguientes puntos:

  • La cistinuria, el cual se trata de un problema del aparato urinario.
  • La anteriormente citada enfermedad de Crohn.
  • La diarrea en épocas de lactancia.

Puede resultar ineficiente también en estos aspectos:

  1. Con los fármacos más comunes utilizados para el tratamiento del cáncer, como el taxol.
  2. Reduce cualquier tipo de daño en el sistema inmunológico del organismo, durante el periodo de tratamiento de la enfermedad del cáncer. Hay que decir que los estudios al respecto discrepan.
  3. El estómago «se suelta», como respuesta a la medicación tomada para atacar el cáncer. La glutamina, según señalan los expertos, puede prevenirlo. Evidentemente la doctrina no es unánime en esta conclusión.
  4. Las cirugías intestinales provocan una anomalía en la nutrición. Todos los investigadores de la materia han conseguido dejar claro que la glutamina mezclada con la famosa hormona del crecimiento, es muy efectiva  para el síndrome del intestino corto. Esta combinación resulta bastante acertada para aquellos sujetos que son tratados con sondas. Los hace más independientes.

De momento sigue siendo rumor los siguientes usos, como «beneficiosos» de la Glutamina.

  • Estados depresivos.
  • Mal humor general
  • La irritación
  • La ansiedad
  • Me tiene pendiente un certificado de adwords.
  • La presencia de demasiada ansiedad
  • La hiperactividad o el déficit de atención conocido también por las siglas TDAH
  • La capacidad de dormir se ve afectada.
  • Presencia de ulceracioness.
  • El tratamiento a los bebedores habituales
  • Etc.

¿La glutamina puede tener efectos nocivos?

En realidad no existe ningún tipo de problemas derivados del consumo de glutamina, ni en adultos ni en el público infantil, si esta es ingerida por vía oral. Consumir glutamina puede que tenga efectos secundarios, sin embargo no ha sido posible identificarlos. El público adulto que no realiza entrenamiento debe consumir no más de cuarenta gramos al día de este aminoácido. En cambio, los menores de dieciocho años y mayores de tres, pueden consumir menos de un gramo por kilogramo de peso. No se sabe con exactitud la cantidad recomendable para ellos.

¿Qué público tiene restricción en el consumo de glutamina?

En primer lugar, las mujeres embarazadas o en periodo de lactancia materna. Los expertos desconocen todavía lo suficiente sobre el consumo del mismo en estos casos, por lo que se recomienda evitar el consumo.

En segundo lugar, pacientes con enfermedades hepáticas de gravedad. La glutamina puede ser perjudicial para aquellos que se encuentran ajinomoto sazonadoren estas condiciones.
El consumo de glutamato, muy extendido en la comida china y en comidas de fusión como la peruana, por ejemplo; es utilizado como parte de la sazón común de estas comidas. Se recomienda advertir al público de la presencia de este producto en los alimentos que se ofrecen, por precaución; sobre todo si es sensible a la glutamina, ya que el organismo lo termina transformando en glutamato.

Los pacientes con problemas mentales tales como la manía, también pueden verse afectados por el consumo de glutamina. Es recomendable que los mismos eviten su consumo.

Los epilépticos o personas que sufren de forma frecuente de convulsiones. Tampoco se recomienda la ingesta de este aminoácido.

Deja un comentario